Guadalajara, Jalisco.

Pese a que en promedio, al día mueren 25 personas por Covid-19 en Jalisco, y a que algunas unidades de cuidados intensivos tienen una ocupación de 80%, el gobierno del estado decidió que aún no se aplicará el botón de emergencia.

Esta semana se llegó a los 396.7 casos activos por millón de habitantes, siendo el límite 400, por lo que aún no se cruza la línea.

En un mensaje difundido este domingo, el gobernador Enrique Alfaro Ramírez, dijo que los indicadores llegaron a un punto crítico. El 22 de octubre se llegó al récord histórico con 4 mil 343 casos activos, por lo que es inminente la aplicación del botón de emergencia y eso podría darse a partir del próximo viernes.

“El día de hoy no vamos a activar este mecanismo porque aún no se cruzó el límite y dijimos desde el principio que seríamos muy disciplinados en el cumplimiento de los acuerdos tomados por la mesa de Salud, pero por primera vez desde el 13 de julio que presentamos el Botón de Emergencia, estamos obligados a realizar una medición a la mitad de la semana -el martes por la noche- y de confirmar la tendencia de los últimos días, estaríamos aplicándolo de inmediato a partir del viernes 30 de octubre. En resumen, la decisión sobre la aplicación de estas medidas se anunciará el miércoles por la mañana”, advirtió.

Alfaro dijo que con el frío la pandemia ha tomado fuerza y ya hay rebrotes en países europeos. Lamentó que en el país, el presidente López Obrador ha vuelto a minimizar el tema. Esa actitud le costó miles de vida al país. Sin embargo, aseguró que en Jalisco no vamos a quedarnos cruzados de brazos.

Esta semana 3 de cada 10 casos activos van al hospital, cuando hace un mes lo necesitaban 1.8. La presión en Colotlán, Tepatitlán, Ojuelos, Lagos de Moreno, Ameca y Autlán, alcanzó niveles por arriba del promedio.

El gobernador afirmó que “parece que le perdimos el miedo al virus” ya que muchos no usan el cubrebocas. “Aflojamos la disciplina”, aseveró.

Añadió que pese al complejo escenario, se decidió no parar las actividades económicas. No por ahora.

Si se activa el botón de emergencia, la medida dura 14 días e implica suspender actividades por las noches y los fines de semana. El transporte público dejará de circular a partir de las 8 de la noche y se reanuda por las mañanas a las 6. Sábado y domingo no habrá camiones urbanos, ni Tren Ligero.

“Vale la pena aclarar que tampoco se trataría de un toque de queda. Los negocios de alimentos podrán tener servicio a domicilio en la noche y los fines de semana. Podrían operar las tiendas de abarrotes barriales, las de conveniencia, las farmacias y las gasolineras. La gente podrá salir en cualquier momento, aunque el transporte público dejará de operar a las 8 de la noche y los fines de semana. Quedarían prohibidas las reuniones de más de 10 personas, a puerta cerrada y los eventos de más de 50 personas en lugares abiertos, pero podremos mantener los lugares de trabajo con normalidad. En otras palabras, lo que estaríamos haciendo es evitar aglomeraciones innecesarias, invitando a quedarnos en casa el mayor tiempo posible durante 14 días. Así de sencillo”, precisó.

El mandatario estatal aclaró que el botón de emergencia no garantiza una solución total al problema, pero sí es una estrategia necesaria, cuando muchas personas han relajado las medidas de cuidado en las calles.

“¿Esta es una solución infalible o mágica al problema que enfrentamos?. No. No lo es. Nadie ha encontrado una receta a prueba de errores para enfrentar el virus, pero la evidencia de otros lugares del mundo, demuestra que estas medidas nos ayudarán a cortar la cadena de contagio”, afirmó.

Advirtió que el gobierno de Jalisco hará pruebas y más pruebas para detectar casos y se aplicará mayor vigilancia sanitaria en los aeropuertos. Lo que no se quiere, dijo, es aplicar de nuevo el confinamiento, en la etapa final del año, cuando la economía tiene una gran actividad.

Ignacio Pérez Vega

Ignacio Pérez Vega

Reportero en Canal 44
28 años como periodista, en medios escrito, radiofónico y televisivo. 17 de ellos en Radio UdeG, con amplia experiencia en temas como: Movilidad, educación, trabajo y desarrollo urbano, pero además en cobertura en temas de política y administraciones tanto municipales como estatales. Becario de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), en periodismo educativo en 2006.
Ignacio Pérez Vega