Corea del Norte
Fotografía: AFP
Naciones Unidas, Estados Unidos.

Alemania, Reino Unido y Francia manifestaron el martes en la ONU la necesidad de mantener las sanciones internacionales impuestas contra Corea del Norte después de que Pyongyang haya realizado varios lanzamientos de misiles desde principios de agosto.

“Las sanciones internacionales tienen que mantenerse y ser plena y estrictamente aplicadas hasta que los programas nuclear y balístico de Corea del Norte sean desmantelados, afirmaron los tres países en una declaración leída por el embajador alemán adjunto en las Naciones Unidas, Jürgen Schulz, a la salida de una reunión del Consejo de Seguridad pedida por las tres potencias europeas.

“Estamos muy preocupados por la serie de lanzamientos de misiles balísticos realizados por Corea del Norte en las últimas semanas”, lo que, según estas tres naciones, “viola las resoluciones del Consejo de Seguridad”.

Corea del Norte realizó el sábado pasado varios lanzamientos de misiles, una maniobra reprobada por Estados Unidos y Japón.

Los ensayos de misiles de corto alcance llevados a cabo en agosto por Corea del Norte han sido interpretados como una forma de expresar el descontento que despiertan en el régimen de Pyognyang las maniobras militares que Corea del Sur realiza conjuntamente con Estados Unidos.

La declaración de los países europeas también exige “medidas concretas para un desnuclearización completa, verificable e irreversible”, y piden a Corea del Norte “que entable negociaciones” con Estados Unidos.

La ONU impuso en 2017 tres paquetes de sanciones contra Corea Norte por sus programas nuclear y balístico, centradas en limitar su importación de petróleo y prohibir sus exportaciones de carbón, de pescado o del sector textil.