agresiones prensa Guatemala
Fotografía: EFE
Guatemala, Guatemala.

Las agresiones a los periodistas durante la campaña electoral de 2019 en Guatemala aumentaron un 78% con respecto a la anterior, de 2015, según un informe divulgado este miércoles por la Asociación de Periodistas de Guatemala.

Este documento señala que en el reciente contexto electoral se registraron 41 casos de agresiones a periodistas, una cifra que es casi el doble con respecto a la última campaña, la de 2015, cuando hubo 23 casos.

No obstante, la asociación destacó que no ocurrieron “actos lamentables” como atentados armados, ataques físicos o daños materiales y que la mayoría de incidentes estuvieron relacionados con el intento de limitar la cobertura periodística.

Igual que en el pasado, este informe registró “campañas de desprestigio”, compra masiva de periódicos para impedir su circulación en ciertas áreas, la clonación de páginas de medios digitales o actos de intimidación y amenazas.

“En el caso de las campañas de difamación estas se divulgaron, principalmente, por perfiles y páginas falsas en redes sociales, pero también por candidatos, agrupaciones políticas y personas que intentaron participar en la contienda electoral”, agrega el documento.

Y es así como destaca que en este contexto, en el que pensaban un escenario peor para los periodistas por la “difícil coyuntura sociopolítica que atraviesa el país”, analizan el papel de las redes sociales, donde se profirieron especialmente las amenazas, aunque un número bajo de denuncias por “desconfianza y temor”.

Este año, los días previos y durante las elecciones fueron las fechas en que más agravios contra comunicadores ocurrieron y en solo tres días antes de la primera vuelta y otros tres días después se registraron 23 ataques.

En total, el informe detalla que hubo 11 casos de obstrucción a la fuente, 9 hechos de intimidación, 7 amenazas, 5 casos de difamación, 2 ataques de tipo cibernético, 2 hechos de obstrucción a la fuente e intimidación, otros dos de agresión verbal, un caso de censura, un caso de acoso judicial y otro de agresión física y obstrucción a la fuente.

Los departamentos donde ocurrieron estos hechos, por orden, son Guatemala (9), Alta Verapaz (7), Sololá (6), Izabal (5), Zacapa (3), Retalhuleu (2), Huehuetenango (2), Quiché (1), Totonicapán (1), El Progreso (1), Sacatepéquez (1), Escuintla (1) y Chiquimula.

Las personas acusadas de participar en estos hechos fueron autoridades, fuerzas de seguridad, agrupaciones políticas, pobladores, políticos y personas individuales, y la mayor parte de las agresiones relacionadas con formaciones políticas se achacan a la socialdemócrata Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), con un total de 3.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here