Acuedo EEUU y Turquía
Fotografía: Aris Oikonomou - AFP
Bruselas, Bélgica.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, afirmó el viernes, tras una cumbre de líderes europeos, que la tregua turca impulsada por Estados Unidos no es seria y pidió a Ankara que cese su ofensiva contra los kurdos en Siria.

“La situación es bastante obvia. Este llamado ‘alto el fuego’ no es lo que esperábamos. De hecho, no es un alto el fuego, es una exigencia de capitulación de los kurdos, dijo a los periodistas en Bruselas.

“Y creo que tenemos que ser muy coherentes en esto y tenemos que reiterar nuestro llamamiento a Turquía para que ponga fin de forma permanente a su acción militar”, subrayó.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, anunció el jueves que Turquía suspendería durante cinco días su ofensiva en el norte de Siria para que se retiren de allí las fuerzas kurdas, tras lo cual el alto el fuego será permanente.

Se trata sin embargo de una tregua unilateral, no negociada con los kurdos, que se verían así expulsados de este territorio.

La ofensiva contra las Unidades de Protección Popular (YPG) kurdas ya dejó casi 500 muertos, casi un centenar de ellos civiles, y obligó a desplazarse a 300 mil personas, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

Este viernes y pese al alto el fuego provisional, al menos cinco civiles fallecieron en un bombardeo turco en el norte de Siria, según el OSDH.

La operación militar tensa aún más las relaciones entre la Turquía de Recep Tayyip Erdogan y los europeos.