ACNUR pide acceso a suramérica
Fotografía referencial: AFP
La Paz, Bolivia.

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) pidió a los países suramericanos que garantice el acceso a territorio a personas que puedan requerir protección ante la crisis en Bolivia tras las elecciones generales en el país.

En un comunicado difundido este miércoles, la Oficina Regional de la Acnur solicitó “enfáticamente” que estas naciones “continúen garantizando el acceso al territorio” a quienes puedan estar “en necesidad de protección internacional u otras necesidades específicas de protección, incluyendo asistencia humanitaria”.

El organismo también manifestó su “profunda preocupación y consternación” por los persistentes “hechos de violencia e intolerancia” en Bolivia.

También se sumó al llamado del Sistema de Naciones Unidas en Bolivia “para recuperar la paz social” y prevenir la vulneración de los derechos humanos “de todas las personas sin discriminación por ningún motivo, incluyendo las opiniones políticas o de otra índole y el origen nacional o cualquier otra condición social”.

Tras las elecciones del pasado 20 de octubre, proceso en el que la oposición denunció que se cometió fraude, se desencadenaron protestas violentas a favor y en contra del expresidente Evo Morales, que han dejado ocho muertos y 476 heridos.

La situación se agravó desde que este pasado domingo Evo Morales anunció su renuncia a la Presidencia, con una ola de saqueos, incendios y otros disturbios en buena parte del país.

Las Fuerzas Armadas acordaron apoyar a la Policía para frenar el vandalismo desatado sobre todo en ciudades como La Paz y El Alto.

Morales, asilado ahora en México, ha denunciado que su salida fue producto de un “golpe de Estado” del que acusó a opositores, quienes han negado aquello y sostienen que la gente se levantó en contra del fraude para garantizarle la reelección.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, sostuvo el martes que quien cometió un “golpe de Estado” en Bolivia fue Morales, al que acusó de haber tratado de “robar” las elecciones, en las que fue declarado vencedor en primera vuelta.

Una auditoría de la OEA al proceso electoral boliviano detectó serias irregularidades en el mismo, por lo que recomendó realizar nuevos comicios.

La senadora opositora Jeanine Áñez asumió este martes la Presidencia interina de Bolivia, apoyada en un artículo de la Constitución boliviana que permite la sucesión en caso de ausencia del presidente, porque aún el Parlamento no se pronunció sobre la carta de renuncia de Morales.

Quienes podían haber sucedido a Morales antes que Áñez también habían renunciado el domingo.