Robo de ganado, más estratégico, violento e impune

De enero a abril del presente año se han abierto 114 carpetas de investigación en Jalisco por el delito de abigeato – robo de ganado-, según la FGE

0
121
robo de ganado en Jalisco
Fotografía: Gobierno de Jalisco
Guadalajara, Jalisco.

El robo de ganado en Jalisco se centra en las regiones con mayor producción lechera. En los primeros cuatro meses del año, se han abierto 114 carpetas de investigación por este delito.

De las 12 regiones de Jalisco, las que tienen más denuncias por robo de ganado, son Altos Norte, Altos Sur, Ciénega, y Centro. Los municipios más afectados son Encarnación de Díaz, Jalostotitlán, Jamay y Acatlán de Juárez.

Según La Unión Ganadera Regional de Jalisco, en las regiones de los Altos Norte- Sur y la Ciénega se produce diariamente 3.5 millones de litros de leche, pero a diario este sector se ve afectado por el robo de sus animales.

robo de ganado
Diseño: Irving García

– Pecan por su posición geográfica –

El presidente de la Unión Ganadera Regional de Jalisco, Adalberto Velasco Antillón, explica que todos los municipios que colindan con Aguascalientes, Zacatecas, Michoacán y Guanajuato son los más afectados por abigeato y la impunidad que entre muchos factores es propiciada por su posición geográfica.

“Muchos de los grandes robos se han hecho en municipios que colindan con otros estados. Brincan el ganado a otro estado y se pierde el control y apoyo que nos puede estar brindando el gobierno del estado (…) entonces se pierde el seguimiento. La verdad si se ha complicado bastante”, comenta el ingeniero Adalberto.

Según la Coordinación Jurídica de la Unión Ganadera Regional de Jalisco, los municipios como Encarnación de Díaz tienen más índice de impunidad porque el seguimiento de la investigación se complica por estar cerca de una frontera con otro Estado.

“La soberanía y autonomía de cada entidad afecta la investigación y el índice de impunidad”, explica la coordinación.

– 15 años vendiendo ganado, dos veces le han robado –

Ricardo Gutiérrez Castañeda tiene un rancho llamado “Las cañitas”, en el municipio de Arenal, Jalisco. Desde hace 15 años se dedica a vender ganado en pie, lo que significa que vende a sus vacas para engorda o para ser sacrificadas. Ricardo ha sido víctima de abigeato en dos ocasiones, la última vez fue el pasado 23 de abril.

Durante la madrugada le fueron hurtados 10 vacas embarazadas y un toro de raza criolla europea. A la mañana siguiente cuando Ricardo se dio cuenta del atraco, realizó una denuncia ante el Ministerio Público y la Unión Ganadera Local de Arenal. En el Ministerio no le informaron que tenía que ratificar la denuncia por lo que no hubo una investigación ni seguimiento del caso.

“Para mí es una trastadona. Haz de cuenta que me están robando las utilidades de casi todo el año”, comenta Ricardo Gutiérrez.

Las pérdidas económicas para Ricardo por el robo de su ganado equivalen a 310 mil pesos. Cada vaca tenía un valor de 25 mil y el toro de 60 mil. Esto representa 2 años de utilidades.

“Le hacemos al ganado y a la siembra y ahora tendremos que trabajar más para tapar el hoyo tan profundo que dejaron”.

Reponer las 10 vacas y el toro tendría un costo aproximado de 350 mil pesos porque un semental como el que tenía Ricardo ha aumentado su valor en el mercado en casi 40 mil pesos.

No sólo Ricardo vio afectado su bolsillo, sino que también vive con el miedo de ser nuevamente víctima de este delito, por ello, exige a las autoridades que investiguen este tipo de robos.

“Qué se hiciera una investigación porque estamos todavía con miedo porque otro robo de eso (…) nos acabaría”.

– Cambian ladrones estrategia –

Por la mañana al ir a su establo o al llegar a su rancho, todas o algunas de sus vacas, sementales, borregos o crías habían sido robados. Era cuando los ganaderos se daban cuenta que eran víctimas de abigeato.

La noche era el momento predilecto de los ladrones. En la oscuridad nocturna ocurría el delito sin que nadie se diera cuenta, como le sucedió a Ricardo Gutiérrez, pero ahora el modus operandi ha cambiado.

El abigeato, en su mayoría ya no sucede durante la noche, sino en el día y a punta de pistola.

“En la oscuridad, en los potreros, en las partes alejadas se hacían los robos y hoy a plena luz del día se hacen robos. Con la misma gente que anda ahí, a los trabajadores a veces los obligan a subir al ganado. Llegan a los establos lecheros donde regularmente siempre están los trabajadores, la misma familia y aun así se los llevan”, asegura el ingeniero Adalberto Velasco.

Adalberto Velasco, presidente de la Unión Ganadera Regional de Jalisco comenta que han incrementado los robos con violencia, sobre todo en los municipios de Encarnación de Díaz, Lagos de Moreno y San Juan de los lagos.

También han aumentado las formas de robo, explica el presidente “mucho del robo que se ha hecho ha sido con ganado que va en transporte, puede ir en una troca o un tráiler con ganado y de pronto los interceptan y se llevan el tráiler con todo y ganado. Ha habido todo tipo de formas de robo de ganado y ha sido mínimo lo que se ha podido recuperar”.

– “Por cada ganadero que denuncia hay muchos que no lo hacen” –

Por otro lado, la Coordinación Jurídica de la Unión Ganadera Regional de Jalisco, afirma que el número de delitos de abigeato podría ser mucho más grave de lo que se cree ya que son pocos los ganaderos que realizan una denuncia ante el ministerio público y lo reportan ante las asociaciones ganaderas.

“Por cada ganadero que denuncia hay muchos que no lo hacen, entonces por eso no se tiene una estadística confiable, no hay una enumeración de hechos”, “No tenemos el número de animales robados porque casi nadie denuncia, son mucha gente a la que le roban, pero no denuncian”, lamenta.

Adalberto Velasco, asegura que la carente denuncia del delito se debe a la inseguridad que sienten los ganaderos, por el aumento de robos con violencia, así como a los largos procesos burocráticos para entablar la querella, que al final terminan sin resultados.

“Los ganaderos ya no quieren ni siquiera denunciar porque el problema no sólo es abigeato, sino inseguridad en muchos contextos. Muchos ganaderos van al Ministerio Público y a veces ahí los tienen dos, tres horas en espera y luego ya los atienden y no pasa nada. Yo creo que de todos los robos si hay uno o dos que van ante el ministerio público han de ser muchos”.

– Abigeato, es más que robar ganado –

El código penal para el Estado de Jalisco, en su artículo 240 establece que el abigeato es apoderarse de una o más cabezas de ganado sin consentimiento del propietario legal.

El abigeato, no sólo implica el robo de ganado sino que el código penal también tipifica las siguientes acciones:

a) Sacrificar intencionalmente ganado ajeno, sin consentimiento de su propietario.
b) Adquirir o negociar ganado robado, carne, pieles u otros derivados producto de abigeato, a sabiendas de esta circunstancia.
c) Proteger dolosamente ganado robado con documentación falsa.
d) Autorizar en rastro oficial o en cualquier otro lugar de matanza, el sacrificio de ganado robado a sabiendas de esta circunstancia.
e) Expedir documentación que acredite la propiedad de animales producto de abigeato a favor de persona distinta de quien legalmente pueda disponer de ellos, o autorice su movilización, a sabiendas de su ilegal procedencia; y
f) Transportar ganado, carnes o pieles a sabiendas de que se trata de carga producto de abigeato.

Las sanciones dependen del valor del ganado robado, van desde 6 meses hasta 11 años de prisión y multas desde 8 hasta 100 días de salario mínimo.

Una de las medidas que establece La Unión Ganadera Regional de Jalisco para prevenir el abigeato es herrar y aretar al ganado ya que esta práctica de identificación animal es una prueba de propiedad, es decir, un registro legal del animal que comprueba si el ganado pertenece a una persona. Esto permite que se pueda dar seguimiento a las denuncias.

robo de ganado en JaliscoRedacción: Diana Barajas

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here