Lago de Chapala. Google Maps.

Guadalajara, Jalisco.

El Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) se construye sobre la cuenca de lo que fue el lago de Texcoco -15 Km al noreste del zócalo de la Ciudad de México-, un terreno basto y plano que retiene unos cuantos centímetros de agua de lluvia durante cada temporal, similar a la laguna de Sayula, al sur del estado de Jalisco.

Nuevo Aeropuerto Ciudad de México. Google Maps.

Desde septiembre del 2015, cuando 15 consorcios inmobiliarios comenzaron a nivelar el terreno para construir la terminal de pasajeros y las seis pistas para despegue y aterrizaje, habitantes de la ribera de Texcoco han denunciado engaños para vender sus tierras, despojo, extracción masiva de piedra y contaminación, incluso la Auditoría Superior de la Federación encontró un probable desvío de recursos por 750 millones de pesos, entre otros problemas.

Además, una docena de científicos de la UNAM han advertido que los 44.3 kilómetros cuadrados de obra civil previstos para el Nuevo Aeropuerto no son factibles debido a las frágiles condiciones ambientales del terreno lacustre.

Cuencas del lago de Texcoco. UNAM.

No obstante, la construcción de la primera etapa del NAICM -que se convertiría en el segundo aeropuerto más grande del mundo– presenta un avance de 31% producto de la inversión público-privada de 146 mil 680 millones de pesos, según su página web, de los cuales al menos 26% han salido de los presupuestos de egreso de la federación, del 2015 al 2018.

En el promocional del 5to Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto justificó la construcción del NAICM con el argumento de que albergará 125 millones de pasajeros al año, cuatro veces más que el actual aeropuerto que opera en la capital, además de que su edificación genera empleos.

Entre los empresarios que participan en la construcción del Nuevo Aeropuerto se encuentran Carlos Slim –cuyo yerno, Fernando Romero, estuvo relacionado en el diseño del plano- y Rolando Cantú Barragán –primo de Juan Armando Hinojosa Cantú, propietario de La Casa Blanca de Enrique Peña Nieto-.

-AMLO, del ‘No’ a la consulta sobre NAICM-

A pesar de que en plena campaña electoral la publicidad del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) señalaba que no había que construir el NAICM sino aprovechar la infraestructura existente y que “un gobierno responsable no puede olvidarse del impacto ambiental” que la obra tendría en el lago de Texcoco, al acercarse el 2 de julio, paulatinamente, Andrés Manuel López Obrador cambió opinión.

El martes 14, un centenar de integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra –que enfrentó a los gobiernos de Fox, Calderón y Peña Nieto- llegó a la casa de transición de López Obrador. Con el grito de “tierra sí, aviones no”, entregaron un documento de más de 600 páginas de “evidencias técnicas, ambientales y sociales del impacto negativo del proyecto de desarrollo del NAICM y su aerotrópolis asociada en la vida y los derechos humanos de los habitantes de la cuenca de México”.

“No le des el avión al pueblo”, Al-Dabi Olvera. Pié de Página.

La mañana de este viernes, AMLO presentó el dictamen que realizaron los técnicos de su equipo de transición para decidir si apoyarán o no la construcción del Nuevo Aeropuerto durante su sexenio.

El próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, explicó que existe la posibilidad de cancelar el proyecto en el lago de Texcoco a cambio de construir dos pistas para despegue y aterrizaje en la base militar de Santa Lucía, a 35 kilómetros al noroeste de la capital; aunque advirtió que la cancelación del Nuevo Aeropuerto costaría 100 mil millones de pesos.

López Obrador anunció que su apoyo o rechazo al NAICM dependerá de una consulta popular a realizarse a finales de octubre, aunque

“Van a ser los ciudadanos los que van a decidir, una consulta directa o a través de una encuesta”, anunció.

Al ser un tema de interés nacional por el impacto del proyecto, #44Lab te comparte las siguientes imágenes para dimensionar la magnitud del NAICM, en caso de que se terminara de construir sobre el lago de Texcoco.

-Si el Nuevo Aeropuerto se construyera en Jalisco…-

Si los 44.3 kilómetros cuadrados del NAICM estuvieran en la zona metropolitana de Guadalajara, alcanzarían a cubrir desde la avenida Montevideo hasta los Arcos del Milenio, de ahí al cruce de la calzada Independencia y la avenida Revolución, para después ir al cruce de Juárez y Enrique Díaz de León y subir la línea recta hasta la avenida Ávila Camacho.

Zona Metropolitana de Guadalajara. Google Maps.

El NAICM abarcaría parte importante del Bosque de la Primavera y la Laguna de Cajititlán, además almacenaría varias veces al Aeropuerto Internacional de Guadalajara.

Bosque de la Primavera. Google Maps.
Laguna de Cajititlán. Google Maps.
Aeropuerto Internacional de Guadalajara. Google Maps.

Ya fuera de la ZMG, el NAICM abarcaría parte importante de la Reserva de la Biósfera de

Manantlán, del Nevado de Colima y de la Laguna de Sayula.

Reserva de la Biósfera de Manantlán. Google Maps.
Nevado de Colima. Google Maps.
Laguna de Sayula. Google Maps.

El área del Nuevo Aeropuerto incluso sería más grande que las áreas metropolitanas de las cabeceras regionales de Jalisco.

Tepatitlán. Google Maps.

 

Puerto Vallarta. Google Maps.
Ocotlán. Google Maps.
Lagos de Moreno. Google Maps.
Chapala. Google Maps.
Colotlán. Google Maps.
Ciudad Guzmán. Google Maps.
Autlán y El Grullo. Google Maps.
Ameca. Google Maps.

 

Cristian Rodriguez

Cristian Rodriguez

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Guadalajara. Premio Jalisco de Periodismo 2016 y 2017, ambos en la categoría estudiantes.

Es reportero del sur de Jalisco.
Cristian Rodriguez

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here