México Guatemala emigrantes
Fotografía: Johan Ordonez - AFP

Ciudad de Guatemala, Guatemala.

Los gobiernos de México y Guatemala anunciaron este martes que prestarán especial atención a los emigrantes deportados, principalmente de Estados Unidos, y se comprometieron a aumentar sus esfuerzos por combatir las causas que provocan el éxodo, como la pobreza y la inseguridad.

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, abordó el tema durante la visita de Enrique Peña Nieto, quien también puso la migración como prioridad en la agenda bilateral.

“Ambos países reconocemos la determinación, la necesidad y la generación de políticas de inclusión y desarrollo para los migrantes retornados, así como programas de movilidad laboral”, dijo Morales durante un acto en el Palacio Nacional de la capital guatemalteca.

“Compartimos la voluntad para aunar esfuerzos en favor de las acciones concretas que permitan atender de manera integral las causas estructurales de la migración”, agregó.

Según las autoridades guatemaltecas y activistas de derechos humanos, la violencia, la reunificación familiar y la pobreza son los principales detonantes de la migración hacia el extranjero, sobre todo a Estados Unidos.

El año pasado, las autoridades de Estados Unidos expulsaron a 35.465 guatemaltecos, frente a 33.443 deportados en 2015, un incremento de 13%.

México Guatemala emigrantes
Fotografía: Johan Ordonez – AFP

– Fronteras modernas –

Morales habló de la migración como uno de los ejes centrales del diálogo con Peña Nieto, pero evitó mencionar la preocupación que existe por la política de deportación de indocumentados del presidente Donald Trump, que llevó a varios países centroamericanos a reforzar la atención consular de los retornados.

El presidente de México, quien cumple su primera visita oficial a Guatemala, señaló que se debe evitar criminalizar a los migrantes.

“Coincidimos en desterrar los discursos de odio y discriminación en contra de nuestros hermanos migrantes”, expresó Peña Nieto, al destacar que su gobierno despenalizó la migración no documentada y ha simplificado los procesos migratorios.

Los mandatarios también señalaron que trabajarán para “modernizar” los ocho puntos fronterizos en los casi mil kilómetros de extensión limítrofe, una zona acosada por la migración ilegal, las pandillas, el narcotráfico y grupos del crimen organizado.

Morales adelantó que esperan abrir un nuevo paso fronterizo con México en el altiplano occidental para facilitar el flujo del comercio y trabajadores.

“Nuestra frontera común tiene el potencial para ser una zona segura, próspera y dinámica”, añadió el mandatario mexicano.

Peña Nieto tiene previsto asistir al Congreso, la Corte Suprema de Justicia y la municipalidad capitalina.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here