Chivas seminifinales Atlas
Fotografía Héctor Guerrero - AFP
Zapopan, Jalisco.

Apenas con la mínima diferencia, pero suficiente para avanzar. Sufrido en los últimos minutos, pero el gol se hizo presente. El Guadalajara por fin pudo anotar en liguilla y esto le dio su pase a las semifinales del campeonato, ante un Atlas que no pudo conectar con su delantera.

Si la ida en el estadio Jalisco, había sido dramática por la inoperancia de los ofensivos rojiblancos; en casa, el invitado especial, llegó en el momento adecuado. El partido en el papel, lucía favorable para el rebaño, por lo menos en lo extra cancha, con más de 40 mil aficionados, la mayoría de Chivas y sin Matías Alustiza de inicio.

Los primeros minutos tuvieron más dominio de los locales, que por la urgencia de marcar, trataban de profundizar en la cabaña de Miguel Fraga, pero sin mucha claridad. Fue hasta el minuto 44, que en un tiro de esquina, Oswaldo Alanis, remató y Orbelín Pineda desvió para poner el único tanto, y el de la eliminatoria. Estalló el estadio y con esto se fueron al descanso.

La parte complementaria, esperaba la revancha rojinegra, que ahora estaba obligada a marcar, y con el ingreso de Alustiza se gestaba peligrosidad al ataque, pero Almeyda supo contrarrestarlo, con la entrada de Michael Pérez y el recién recuperado Rodolfo Pizarro, que dio el mejor partido en su estancia con los rojiblancos.

Guadalajara tuvo para matar, pero falló en la última jugada. Esto le permitió a Atlas aspirar al de la igualada, pero su inoperancia al frente no se los permitió. 1-0, terminó el partido de vuelta y el empate global daba el pase a Chivas por su mejor posición en la
tabla.

Premio para el equipo que luchó durante la fase de los 180 minutos, y que ahora se enfrentará al Toluca en la etapa de los cuatro mejores, en una re-edición de la final del 2006, curiosamente cuando el rebaño se coronó por última vez.

Ricardo Sotelo

Ricardo Sotelo

Conductor y reportero en Canal 44
Egresado de la Universidad Enrique Díaz de León, en la carrera de ciencias de la comunicación, generación 2008-2012.
Ricardo Sotelo

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here