Premio Nobel Literatura 2017
Fotografía: Jiji Press - STR - Japan Out
Stockholm, Suecia.

El británico de origen japonés Kazuo Ishiguro, una mezcla de Jane Austen y Kafka con una pizca de Proust según la Academia Sueca, ganó el Premio Nobel de Literatura por sus novelas en las que narra el mundo de las ilusiones y la memoria.

El autor de “Lo que queda del día”, de 62 años, consideró un “honor magnífico” seguir los pasos de los más grandes autores de la literatura mundial.

Ishiguro “reveló en novelas de una gran fuerza emocional el abismo bajo nuestro sentido ilusorio de conexión con el mundo”, indicó la secretaria de la Academia Sueca, Sara Danius, durante el anuncio en la Bolsa de Estocolmo.

Considerada una “obra maestra” por la Academia, “Lo que queda del día” (1989) -llevada al cine en 1993 por James Ivory y protagonizada por Anthony Hopkins y Emma Thompson-, ganó el prestigioso Man Booker Prize.

“Si mezclamos Jane Austen y Franz Kafka conseguimos Kazuo Ishiguro”, añadiendo “un poco de Marcel Proust”, resumió Sara Danius.

– Zen y flema –

Nacido en 1954 en Nagasaki –ciudad mártir devastada por la bomba atómica en 1945-, Ishiguro viajó al Reino Unido con su familia cuando tenía cinco años y no volvió a visitar su país de origen hasta la edad adulta. Su obra refleja esta doble cultura.

Combinando un lado zen con la flema británica, Ishiguro es un autor discreto que soñaba con ser cantante pop, y se le considera uno de los mejores literatos de su generación, pese a haber tenido que aprender el inglés.

Sus dos primeras novelas, “Pálida luz en las colinas” (1982) y “Un artista del mundo flotante” (1986) transcurren en Nagasaki, pocos años después de la Segunda Guerra Mundial.

Ishiguro ha escrito ocho libros y también guiones para cine y televisión.

En una entrevista en 1989 con la revista Bomb Magazine, el escritor afirmó: “Me siento atraído por los períodos de la preguerra y de la posguerra, porque me interesa cómo los valores y los ideales son sometidos a prueba”.

Sus obras recientes contienen numerosos elementos de fantasía.

Aclamada por la crítica, su relato distópico “Nunca me abandones” fue considerada la mejor novela de 2005 por la revista Time. Con esa obra introdujo “un frío trasfondo” de ciencia ficción en su obra, según el jurado del Nobel.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here