quejas por acoso en Jalisco
Fotografía: Diario Popular
Guadalajara, Jalisco.

Guadalupe Martínez y Diana Barajas

Piropos, silbidos, miradas lascivas, tocamientos, susurros y masturbaciones en público, son acciones que representan el acoso sexual, que a diario sufren muchas personas pero es un delito que no se castiga.

La Fiscalía General del Estado (FGE), abrió 556 carpetas de investigación por el delito de acoso y hostigamiento sexual entre el 2015 y hasta junio del 2018. Sólo tres casos han sido sentenciados en este periodo, de acuerdo a información entregada por el Consejo de la Judicatura, vía Ley de Transparencia.

Los documentos en poder de #44LAB revelan que sólo se han emitido tres sentencias por el delito de acoso sexual en todo Jalisco en los últimos tres años; dos de ellas condenatorias y una absolutoria.

Se habla de que de las 556 personas que se animaron a denunciar a su agresor, menos del 1% lograron poner tras las rejas a su victimario.

El otro 99% sigue en las calles.

Esto, a pesar de que en el artículo 176-Bis del Código Penal del Estado de Jalisco se establece que la sanción para los acosadores es de 1 a 4 años de prisión.

La edad promedio de las personas que obtuvieron justicia por los tribunales locales es de los 11 a los 26 años de edad.

– Las calles, escenario del acoso –

La primera vez que María vivió en carne propia el acoso sexual tenía 14 años. Iba camino a la secundaria cuando un hombre a bordo de un automóvil se acercó a la banqueta y le seguía el paso.

Ella se dio cuenta que algo raro pasaba, pero decidió no voltear porque su madre le había aconsejado que cuando alguien se acercara, ella no volteara. Pero su vista periférica la traicionó; vio al hombre masturbándose.

María se asustó, apresuró el paso y más adelante se encontró con un amigo de la secundaria. Al pedir auxilio, el hombre aceleró su vehículo y se fue.

A este episodio se suman nuevas vejaciones. En dos ocasiones mientras caminaba por la banqueta fue tocada indebidamente por hombres en bicicleta. Luego de esto María siempre está alerta cuando va por la calle porque sabe que en cualquier momento puede ser víctima de acoso otra vez. “siempre voy observando todo y cargo cosas para defenderme”, comenta.

Video: 44LAB

– Acoso en Instituciones –

La Secretaría de Educación en Jalisco (SEJ) es la dependencia gubernamental que más quejas por acoso u hostigamiento sexual mantiene desde hace cinco años, de acuerdo con los números de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ).

La información entregada vía Ley de Transparencia con el expediente UT/271/2018, señala que la CEDHJ ha recibido 58 quejas por acoso u hostigamiento sexual en contra de diversas dependencias de Gobierno del 2014 hasta mayo del 2018, pero es la Secretaría de Educación quien acumula el 55% de las quejas. Es decir, en la actual administración, la dependencia encargada de impartir y administrar la educación en el estado acumuló 32 quejas por acoso y hostigamiento sexual.

Las Direcciones de Seguridad Pública son las segundas con mayor número de quejas por este delito, algunas de las que han sido señaladas por este tipo de agravios son las de Zapopan, Guadalajara, El Salto, Tonalá, Tepatitlán de Morelos, Puerto Vallarta y Encarnación de Díaz.

Algunas otras instituciones que también han sido señaladas son: la Fiscalía General del Estado, el CODE, el Colegio de Bachilleres del Estado de Jalisco, Secretaria de Salud, Secretaría de Cultura, Secretaría de Movilidad, Secretaria de Planeación, Administración y Finanzas, entre otros.

Las quejas presentadas por la CEDHJ pueden contener más de un tipo de violación, es decir, que en una queja se engloban varias formas de acoso sexual hacia la víctima y en una queja puede haber más personas agraviadas por el delito, tal como lo describe la información de transparencia.

quejas por acoso en Jalisco
Diseño: Irving García

– El perfil de los agresores –

Las personas que acosan sexualmente pueden tener muchas motivaciones para hacerlo, algunos pueden estar relacionadas con el negocio de trata de personas, redes de prostitución o traslado de drogas; pero en otros casos tan sólo se trata de hombres que tienen dificultad para relacionarse con las mujeres de manera normal, así lo sostiene la directora del Centro de Evaluación e Investigación Psicológica del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), Martha Catalina Pérez.

“Son sujetos que por supuesto tienen un apego anómalo a una relación, generalmente cuando es el acoso sexual estamos hablando de sujetos que probablemente tienen conflictos para relacionarse con una mujer, no sepan cortejar o acercarse a la persona, no saben hacerlo de manera normal, y lamentablemente es un proceso agresivo, intimidante en donde él avanza conforme al silencio de la persona”, explica la especialista.

La experta en Psicología explicó que tanto jóvenes como adultos siguen este patrón, los acosadores no tienen un rango de edad. Y probablemente muchos de ellos vienen de familias disfuncionales o han sufrido violencia, y es por esto que el acoso lo ven como algo natural.

A decir de la especialista, la única manera de que no se sigan replicando estas conductas es a través de las denuncias ante las autoridades, por ello, considera que la policía debe ser muy cuidadosa al momento de hacer las investigaciones y así evitar que el agresor identifique a su denunciante, porque el temor es lo que las lleva a no denunciar.

“Ese tipo de personas no puede seguir, y es el silencio de la gente buena lo que genera que sigan haciendo eso”, aseveró.

Recomienda a las víctimas de acoso u hostigamiento, que busquen ayuda profesional para que puedan empoderarse, luchar y llevar el procedimiento legal para evitar que su agresor siga acosando a otras mujeres.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here