Guadalajara, Jalisco.

En el marco de la FIL los temas abordados en las distintas conferencias son tan diversos como la cultura misma, ninguno queda excluido, y las problemáticas sociales no son la excepción.

Durante los últimos años España ha sufrido una crisis política que ha tenido como consecuencia una serie de movimientos sociales, uno de los más destacados es el Movimiento 15-M, el cual surgió como una manifestación ciudadana convocada por diversos colectivos el día 15 de mayo del 2011 en Madrid.

La conferencia “Cultura e indignación” estuvo a cargo de Fernando Castro, quien fungió como moderador, y mencionó que el movimiento 15-M no es exclusivo de España, sino que forma parte de distintos movimientos de indignación social que han surgido alrededor del mundo, en respuesta a las constantes crisis políticas, sociales, económicas y culturales.

Ernesto Castro, profesor de Filosofía, habló sobre las motivaciones del movimiento, se trata, dijo, de una respuesta emocional al mal funcionamiento de la democracia española, pues la sociedad se muestra resentida ante tales circunstancias.

El profesor de Filosofía dijo que existe un paralelismo con otros movimientos de México y América Latina, como el movimiento Yo soy 132, que comparte las mismas motivaciones.

Blas Garzón, historiador de la Universidad de Madrid y editor, ahondó en otros puntos, como la literatura que surgió a partir de dichos movimientos de indignación social.

Explicó que los textos, principalmente ensayos, son ligados a la social democrática, que aunque provocan gran reverberación en el momento, son obras de corto recorrido, ya que no logran mayor trascendencia, y comparó este fenómeno con los textos de la Revolución Mexicana, que no lograron trascendencia sino hasta muchos años después.

Durante la conferencia se habló, además, de cómo surgieron otros movimientos después del 15-M, de la subjetividad neoliberal de los mismos, de cómo se entiende la cultura a través de éstos, y de su repercusión en las artes.
Redacción: Aurelio del Toro