El popular escritor estadounidense Jonathan Franzen reconoció el domingo en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), en México, que se siente afortunado por ser famoso porque le gusta el éxito y la gente, aunque algunas veces la fama lo incomode.

“He sido afortunado pero a la vez he sido una buena persona, así que creo que eso (la fama) es algo apropiado”, respondió a uno de sus seguidores que acudió a la presentación de su última novela, “Pureza”, en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, las más importante de habla hispana.

Jonathan Franzen, de 56 años y nacido en Illinois, saltó a la fama en 2001 con su novela “Las correcciones”, premiada con el National Book Award y con 2.8 millones de ejemplares vendidos.

En 2010 publicó “Libertad”, otra popular novela que tuvo entre sus lectores al presidente de Estados Unidos, Barack Obama. 

En la presentación del domingo en Guadalajara, Franzen narró una anécdota sucedida un frio día de enero de hace cinco años, cuando sintiéndose fatal de salud, uno de sus seguidores que lo sorprendió comprando en el supermercado unas insípidas gelatinas, le grito: ‘Jonathan, me encanta tu trabajo’. 

“Qué iba a pensar esa persona de mí, eso es algo malo de la fama”, dijo al recordar que ese día se encontraba demacrado y desmejorado.

El escritor también dijo que había advertido que en una de las presentaciones de “Pureza” en Kansas City tuvo menos audiencia que hace diez años cuando presentó en el mismo lugar otra novela.

“No me pasó desapercibido. Sé que la fama está ahí y la disfruto porque me gusta la gente (…) y sentir que tengo éxito”, señaló al aclarar que la fama es algo que jamás quiso por sí sola.

Franzen volvió a Guadalajara después de haber sido el primero en recibir en 2012 la medalla Carlos Fuentes, tras la muerte del escritor mexicano.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here