La  historieta “La Familia Burrón” nació como parte de un reto,  que se le planteó a Gabriel Vargas: crear un personaje femenino que superara el éxito que ya tenía con Jilemón Metralla y Bomba, un diputado trinquetero que protagonizaba “Los Súper Locos”.

El dibujante que hizo sus primeros trabajos para El Excelsiór, fue más allá: creó a Doña Borola Burrón y a su familia para lograr un éxito comercial, basado en el retrato de la sociedad mexicana, y en la invención y recreación del lenguaje popular.

En la Feria Internacional del Libro en Guadalajara (FIL) se conmemoraron cien años del nacimiento de Gabriel Vargas, a quien se le considera un gran sociólogo y cronista de México,  a pesar de que abandonó sus estudios a temprana edad. Rafael Barajas “El Fisgón” destacó que su legado no se limita a “La Familia Burrón”.

Las historietas de Gabriel Vargas se convirtieron en un símbolo del Siglo XX, cuando la industria de la historieta mexicana tiraba cerca del millón de ejemplares tan sólo en la Ciudad de México.

El caricaturista Arturo Kemchs señaló que se diferenció de otros por ser su propio guionista.

 

PESPECTIVAS

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here