Cuarentena
Fotografía: Xinhua
México, México.

Ante la persistente propagación de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) en América Latina, varios países decidieron alargar la cuarentena o el aislamiento social para frenar el virus, mientras buscan la manera de reactivar la economía y evitar una mayor crisis.

En Brasil, con 145 mil 328 casos y 9 mil 897 muertos, el estado de Sao Paulo, el mayor foco del nuevo coronavirus en el país, alargó hasta el 31 de mayo la cuarentena y no descarta implementar el “lockdown” (cierre total) en caso de que colapse el sistema sanitario para atender a todos los afectados que necesiten hospitalización en terapia intensiva.

El gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, afirmó que la pandemia es el hecho más trágico en más de 100 años en Brasil y que el escenario es “desolador” frente a más muertes que vendrán “en las próximas semanas”.

Doria dijo que su deseo es poder retomar las actividades comerciales pero que hacerlo en este momento perjudicaría al sistema de salud y la recuperación económica.

En tanto, el gobierno regional de Río de Janeiro (sureste) anunció la inauguración del tercer hospital de campaña en la región para atender el aumento de pacientes infectados por el nuevo coronavirus, que colapsaron la red pública de salud.

En tanto, México aportó un millón de euros para un proyecto de investigación sobre una vacuna contra el nuevo coronavirus encabezado por la Unión Europea (UE) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), informó el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

Indicó que en México también existen algunas investigaciones en curso para desarrollar una vacuna contra la COVID-19.

“México, hoy por hoy, es de los 12 países del mundo con mayor participación en los protocolos de investigación sobre este virus”, indicó el ministro de Relaciones Exteriores, quien agregó que se ha invitado a otros países de América Latina y el Caribe a sumarse a las investigaciones.

En Perú, donde se reportan 61 mil 847 casos y mil 714 muertos, el gobierno anunció la ampliación del estado de emergencia hasta el próximo 24 de mayo, sin dejar de lado su plan de reactivar pronto la economía del país afectado por la propagación de la enfermedad.

El presidente Martín Vizcarra dijo que la medida vigente desde marzo pasado, que implica cuarentena y toque de queda, ha disminuido los niveles de contagio, y que de no haberse hecho este “último esfuerzo” para frenar la propagación del virus se podría generar un rebrote y regresar a los niveles de transmisión registrados en un principio.

Una nueva medida del gobierno peruano, en medio del estado de emergencia, será permitir que niños hasta los 14 años puedan salir durante 30 minutos junto a sus padres o representantes hasta 500 metros lejos de sus hogares, para recrearse tras largos días de confinamiento a partir del 18 de mayo, precisó Vizcarra.

En Chile, con 25 mil 972 casos y 294 muertos, se amplió la cuarentena en una treintena de comunas y se endurecieron las fiscalizaciones con mayor presencia policial y militar, cuando se espera que el pico de infectados por el nuevo coronavirus en el país sea en mayo.

El Ministerio de Salud chileno informó sobre el fortalecimiento de las restricciones y anunció sanciones más duras para quienes las transgredan, tras el aumento “considerable” de casos en últimos días, incluidos los asintomáticos, en su mayoría en la región Metropolitana, donde se acumula cerca del 70 por ciento de los infectados a nivel nacional.

El gobierno chileno también lamentó la muerte del primer niño por la COVID-19 en el país, un menor de 13 años que se contagió en el hospital Calvo Mackenna, ubicado en la comuna capitalina de Providencia, mientras se encontraba hospitalizado desde hace varios meses por un trasplante.

“Nunca hemos hablado de casos particulares o específicos en este balance, pero tratándose de un joven que falleció (…) lo primero que tenemos que decir es que acompañamos a la familia y que nos duele profundamente”, señaló el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

Por su parte, Ecuador ajustó el número de casos confirmados de contagio de la COVID-19 en el país al reportar 28 mil 818 infectados, después de una “nueva reclasificación y depuración de la data” en el registro de información, en tanto que la cifra de muertos ascendió a mil 704.

El ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, indicó que la reducción de 1.480 casos de contagio con relación a la jornada anterior se debió a la “puesta en funcionamiento de un aplicativo” que permite integrar la información de las dos bases de datos con las que se han obtenido las cifras sobre la COVID-19.

Añadió que el actual sistema “elimina inconsistencias” en los registros al reclasificar a las personas por su cédula de identidad y no por el número de pruebas que se han realizado.

En Colombia, con 10 mil 051 casos y 428 decesos, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, declaró la alerta naranja en tres puntos de la capital colombiana tras presentarse altos casos de coronavirus y en momentos en que el gobierno del presidente Iván Duque autorizó a unos 2,3 millones de personas salir a trabajar en los próximos días.

“¿Qué quiere decir alerta naranja? Cuidarnos como nos cuidamos en el simulacro (que se inició cinco días antes de la cuarentena decretada por el gobierno el pasado 25 de marzo) y solamente salimos a lo estrictamente necesario e indispensable. Minimizamos cualquier circulación, vamos con los equipos de epidemiología y atención domiciliaría en salud”, afirmó.

Según la funcionaria, las primeras Zonas de Cuidado Especial están ubicadas en la popular localidad de Kennedy, donde existe un número alto de personas contagiadas por la enfermedad.

En tanto, el presidente Iván Duque expresó que las empresas que reciban subsidios estatales no podrán “despedir empleados”.

En Honduras, con mil 685 casos y 105 decesos, el gobierno anunció sanciones civiles y penales a los que no acaten las medidas de bioseguridad, entre ellas el uso de tapabocas para prevenir el avance del coronavirus.

Finalmente, República Dominicana reportó 9 mil 376 infectados y 380 fallecimientos, mientras que en Costa Rica son 773 los casos y se mantiene en seis la cifra de decesos.