5 C
Guadalajara,mx
miércoles, diciembre 13, 2017

CAPÍTULO 12 – VINOS TRANQUILOS

País: ESPAÑA

Coproductor: Universitat de València – Taller de Audiovisuales (UNIVERSITAT DE VALÈNCIA – TAU)

Sinopsis del Capítulo:

Los primeros indicios del cultivo de la vid se documentan en el Medio Oriente sobre S. IX A.C. Y posteriormente se extenderá por todo el Mediterráneo, hasta llegar a la Península Ibérica alrededor de 200 años más tarde. En ese sentido la viticultura ha ido construyendo un paisaje singular que forma parte de los orígenes de la cultura mediterránea. Ha sido compañera de viaje para diferentes civilizaciones, buscando siempre aquellos lugares más idóneos donde instalarse.

El resultado de este proceso son vinos que adquieren una identidad, unos aromas y una personalidad propia de diferentes territorios y el sello particular de cada bodega que los produce. Además, el vino es una parte más de la dieta mediterránea. Contiene agua, etanol y compuestos fenólicos, que son muy importantes por sus cualidades antioxidantes.

Su contenido alcohólico oscila entre un mínimo de 8,5º y un máximo de 14.5º. Generalmente son secos. Su proceso de elaboración guarda muchas características comunes. Por su importancia a nivel de consumo mundial de vinos, definiremos los tres tipos de vinos tranquilos:

  • BLANCO: Es el obtenido a partir de uvas blancas. Aunque es poco frecuente, también puede ser obtenido a partir de uvas tintas de pulpa no coloreada a las que se les separa el hollejo (piel de la uva, parte externa, cubierta).
  • TINTO: Es el obtenido a partir de uvas tintas a las que no se les ha separado los hollejos.
  • ROSADO: Es el obtenido a partir de uvas tintas a las que se les ha separado parcialmente los hollejos. También puede provenir de mezcla de uvas blancas y tintas.