Guadalajara, Jalisco.

Desde el lunes, cuando el gobernador Aristóteles Sandoval anunció el cese de Octavio Cotero Bernal como director del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), quien había dirigido el servicio médico forense de Jalisco desde el 24 de marzo del 2015 ha dado entrevistas en las que denuncia indolencia, negligencia y posibles actos de tortura que ocurrirían en otras dependencias del Gobierno de Jalisco.

Cotero Bernal tiene una hija desaparecida desde el 11 de julio: Alma Angélica Cotero, de 38 años de edad. Es trabajadora de la Comisaría de Seguridad de Tlajomulco y se le vio por última vez un restaurante entre las avenidas Normalistas y Circunvalación, en compañía de Fernando N., un hombre de 36 años de edad, también desaparecido.

En entrevista en el programa Cosa Pública 2.0 este miércoles 19 de septiembre, el ex director del IJCF señaló omisiones supuestamente cometidas por el secretario general de Gobierno, Roberto López Lara, y por personal de la Fiscalía General del Estado (FGE). Incluso puso en duda la versión oficial sobre la disolución en ácido de los tres estudiantes de cine.

#44LAB te comparte este recuento de declaraciones de Octavio Cotero Bernal donde señala factores que impiden que las familias encuentren a sus desaparecidos en Jalisco porque “la justicia no es negocio”.

-Caso CAAV-

El pasado 3 de mayo, una semana después de que la FGE anunció que ‘infería’ que los estudiantes del Centro de Artes Audiovisuales (CAAV) Salomón Aceves, Jesús Díaz y Marco García habían sido disueltos en ácido por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Octavio Cotero Bernal declaró al diario El Occidental que el IJCF no contaba con los elementos científicos para confirmar la muerte de los tres jóvenes.

Portada El Occidental, 3 de mayo del 2018.

“La versión –que presentó la Fiscalía- no tenía yo por qué combatirla. Yo en lo que no estuve de acuerdo es en que se hubiera dicho que científicamente se había comprobado: los tinacos que se llevaron para su análisis, no arrojaron nada. Ese fue mi pecado, y si es así, muchas gracias, qué bueno que me hicieron el favor de separarme del cargo. Hasta este momento no conozco mi cese ni me han requerido mi renuncia”, dijo Cotero Bernal entrevistado en Cosa Pública 2.0.

El ex director del IJCF criticó la versión oficial ofrecida por la Fiscalía. Dijo que podría estar sostenida en la tortura de los detenidos Gerardo ‘N’ y Omar ‘N’.

“Lo que yo recuerdo que dijo el Gobernador fue que confesaron los criminales que detuvieron que así fueron las cosas. Es una confesión supuestamente voluntaria de esos tipos detenidos que dijeron paso a paso cómo es que ejecutaron a los jóvenes (…) La tortura aquí sigue vigente. No nos vamos a estar chupando el dedo y no nos vamos a dejar llevar. Me decía el vocero del Gobernador ‘¿y por qué antes no dijo nada? Si estaban, así las cosas, ¿por qué no renunció?’ Porque no soy cobarde en ningún momento y nunca me presté para las cosas indebidas. Yo sí creo en esa institución y había que sostenerla y había que mejorarla, aunque sea en las condiciones escasas que tenía y no desertar”, dijo Cotero Bernal.

-Los cuerpos en contenedores-

El IJCF dejó de incinerar los cuerpos no identificados que se rezagaban en su espacio desde el mes de octubre del 2015, en acato a la Ley General de Víctimas que prohíbe esta práctica porque los cadáveres podrían pertenecer a una persona desaparecida. Como resultado, Cotero Bernal explicó que, desde hace dos años, el Instituto se vio rebasado.

“En junio o junio del año antepasado -2016-, siendo fiscal central Rafael Castellanos, con quien podía tener un trato más cordial, le dije ‘oye, aquí los cuerpos ya no caben (…) Necesitamos darles un tratamiento decoroso a estos cuerpos, sean quien sean (…)’ Él me dijo ‘sí, tienes razón. Déjame voy a hablar con Almaguer’. Y ellos –Castellanos y Almaguer- rentaron ese tráiler que ha permanecido por dos años, poquito más ahí en el Instituto que se abarrotó”, dijo Cotero Bernal.

El ex funcionario explicó que la FGE contrató un segundo tráiler debido a que un primer contenedor se llenó.

“Se pensó en que sería conveniente sacar ese que ya estaba ahí y meter el vacío y como no es responsabilidad del Instituto el destino final de los cuerpos, la Fiscalía decidió contratar una bodega ahí en la –colonia- Duraznera (…) y una vez que ya la tuvieron contratada, un sábado por la tarde, con elementos de la policía del Estado, lo trasladaron”.

Según Cotero Bernal, mientras estaba al frente del IJCF, insistió varias veces al secretario general de gobierno, sobre la necesidad de construir un nuevo cementerio forense pues el espacio existente en las criptas del panteón de Coyutla, en Tonalá, se había agotado.

“Mi constante era estarles diciendo –a Roberto López Lara- ‘se necesita ya esto –el cementerio forense-, ya necesitamos inhumar –cuerpos que- tienen tanto tiempo y nadie los reclama´.

Porque no había dinero, porque no había esto, no se hizo nada y se fue la delincuencia desbordada, los homicidios cada día más”, señaló Cotero.

Diferentes medios de comunicación indican que los cuerpos amontonados en ambos contenedores serían alrededor de 300. A pregunta del periodista Rubén Martín, Cotero Bernal señaló que, en Jalisco, las autoridades no invierten recursos suficientes en buscar a las personas desaparecidas –tres mil 88, según el Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desaparecidas- ni en espacios dignos para resguardar cuerpos no identificados porque la justicia no es negocio.

“Se han construido muchas calles, muchas obras públicas que son rentables. Invertirle a la procuración de justicia no es negocio. Yo prefiero unas calles empedradas y tener a mi hija conmigo”, declaró.

-Integridad, en riesgo-

Octavio Cotero Bernal anunció en el programa Cosa Pública 2.0 que interpuso una queja ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos por su despido injustificado y también solicitó medidas cautelares pues teme por la integridad física de él y de su familia.

“Si estamos viendo de lo que son capaces en manejar estas cosas, pues, ¿por qué no?, si tienen poder hasta ese momento, y dos meses más, o ya después que puedan huir sin pendientes, y tengo hijos y hermanos, creo que puede suceder lo que sea. No podemos dejar de reconocer que hay un Gobierno sobre otro y los otros asesinan”, señaló el ex funcionario.

Cotero Bernal dijo que, desde hace dos meses que su hija desapareció, la Fiscalía no le ha compartido avances y que ahora tendrá más tiempo para buscarla por su propia cuenta.

Cristian Rodriguez

Cristian Rodriguez

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Guadalajara. Premio Jalisco de Periodismo 2016 y 2017, ambos en la categoría estudiantes.

Es reportero del sur de Jalisco.
Cristian Rodriguez

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here