origen porno mexicano
Fotografía: Irving García
Guadalajara, Jalisco.

Si tu miembro en erección mide más de 18 centímetros, si puedes durar de 40 minutos a una hora teniendo relaciones y si controlas el momento exacto de tu eyaculación, entonces cumples los requisitos necesarios para ser actor porno. Las mujeres, por lo contrario, tienen que ser atractivas a la vista, inhibidas y disfrutar del sexo.

Por lo menos en México, la paga por hacer contenido para adultos es mayor para ellas que para ellos. Por ejemplo, el primer sitio web porno creado en México, “Sexmex” paga a sus actrices alrededor de 8 mil pesos por producción. A un hombre, aunque puede variar, el pago está entre los 3 mil y 4 mil pesos.

“Aquí las mujeres son las estrellas, quienes se cotizan”, asegura Fernando Deira, fundador del portal.

El emprendedor tiene 42 años, es soltero y según sus seguidores “tiene el trabajo que todo hombre quisiera”. El Hugh Hefner tapatío que alguna vez quiso ser seminarista y terminó haciendo películas porno. Su historia comenzó en el 2004, con una industria pornográfica nacional en pañales, mientras que a nivel internacional la pornografía ya estaba abriéndose camino a pasos agigantados.

Fernando inició en el mundo del porno de una manera espontánea y rudimentaria, “como consumidor de porno, aunque muchos no lo acepten, la mayoría de los hombres vemos porno”. Deira comenta que en sus días de juventud buscó producciones mexicanas para el autoplacer. Ante la escasez, vio un inmenso mercado sin explotar, “entonces dije, si nadie lo hace, ¿por qué no hacerlo yo?”.

Así que creó el primer sitio web mexicano de contenidos porno en internet. Sin ningún conocimiento de cómo hacer una página web, construyó su primer sitio llamado Mexican Lust, el cual solo contenía fotografías eróticas de Maritza Méndez, una de las actrices porno más consolidadas en la actualidad. Tiempo después, mudó los contenidos audiovisuales con “Sexmex Divas” en 2006, producciones que en tan sólo un año le generaron mayores ingresos que su anterior profesión: músico.

– Ser actriz porno –

En Sexmex, a los actores se les pide más requisitos que a las actrices. Como el tamaño del pene, control de la erección y de la eyaculación. Las mujeres deben mantener una buena figura y disfrutar del sexo. La apertura de mente y la capacidad de mantener relaciones frente otras personas es un elemento fundamental para que alguien triunfe en el medio.

Pamela inició en esta industria en 2017. Y aunque no es una actriz muy recurrente de Sexmex, su fama alcanza hasta 237 mil seguidores en twitter. “Creo que alguien que quiera entrar en esta industria tiene que ser muy desinhibido, porque no falta aquel que se cohibe con la cámara y que se distraen con cualquier cosa. Aunque si hay chicos que se toman durante la grabación una pastilla o media para poder rendir”, explica Pamela para #44LAB.

– ¿En realidad lo disfrutas o ya es algo muy mecánico?

“Fijate que sí se disfruta. Para estar en este rollo, tienes que tener ese gusto y afición por el sexo. Si te va preocupar que no te guste el chavo o cualquier cosa, pues se va a notar en tu trabajo”.

Una grabación puede llegar a durar de cuatro a cinco horas, “parece una eternidad, pero todo comienza con la preparación del set, los diálogos, luces o escenarios y acomodo de cámaras”, menciona Pamela y explica que el hacer este tipo de producciones parece sencillo, pero tiene su grado de dificultad.

A ella no le gusta ver sus películas una vez que ya termina la producción. Menciona que ha visto algunas para ver en qué se equivoca o en qué hace bien las cosas, pero prefiere no verse. Le preocupa que se le vea algún gordito o perfil que no le favorezca. Para quien no la conozca, su descripción es esta: curvilínea, castaña, de ojos grandes y de color, lleva un tatuaje en la parte superior del hombro derecho, despreocupada y swinger.

Una de las cosas que más le molesta es que, por el tipo de trabajo que realiza, sus seguidores se sientan con el derecho de hacerle propuestas sexuales. Incluso, algunos toman las fotos de su perfil para ponerlas de salvapantallas y aprovechan para taggearla. Sin embargo, ella es consciente de que es algo con lo que tiene que lidiar. A final de cuentas el morbo es parte del éxito de su profesión.

Pamela como todos los actores y actrices porno, se realizan pruebas de detección de infecciones sexuales cada mes, mismas que se muestran antes de iniciar una grabación. Ellos y ellas están en condiciones de exigir dichos exámenes. Hasta el momento en la productora que dirige Fernando, no ha existido ningún resultado positivo. Aún así, es una profesión de riesgo y por eso la importancia de los exámenes, según explican.

– Una industria millonaria –

En 2011, Fernando unió todos los pequeño sitios que había creado en una sola página. Así se constituyó el portal porno de paga más conocido en México: Sexmex.xxx. El sitio web comenzó con tan sólo 20 suscriptores, ahora tiene más de 2 mil, de los cuales su mayoría provienen de los Estados Unidos. A esos consumidores fijos, se le agregan los recurrentes ya que se puede pagar una suscripción por día, por mes, por 6 meses y por año, siendo esta última la más económica.

Los ingresos de Fernando ascienden a 60 mil dólares mensuales, según los cálculos del costo por suscripción y números de suscriptores. Al tipo de cambio actual, representan alrededor de 1 millón 141 mil pesos. Eso si solo se cuentan a los consumidores fijos, quienes quieren acceder a un contenido por día pueden pagar 3 dólares. Producir un video en costos ronda de los 20 mil a los 50 mil pesos.

La industria tiene sus claroscuros. En términos legales no es una práctica penada, pero sí ambigua. Así lo explica el especialista en derecho penal Francisco Jiménez, ya que la Ley para Prevenir y Sancionar la Trata de Personas no estipula en ningún apartado el tema de la pornografía, mientras que las prácticas se realicen entre personas adultas y de manera consensuada. El delito estaría en obligar a una persona a realizar actos que vayan en contra de su integridad física o psicológica.

Sexmex cuenta con un equipo de asesores legales para cualquier complicación. En 2017 se vieron envueltos en un escándalo que trascendió la agenda local. Noticieros nacionales como el de Imagen, con Ciro Gómez Leyva, retomaron el caso de la actriz que videograbó porno en el panteón de Mezquitán. El productor es representante de la actriz, pero no tenía conocimiento de dicha pieza, ya que ella cuenta con una página oficial propia. #LadyPanteón, bautizada así por los internautas, tuvo que dar una disculpa pública por el agravio que cometió.

Para el productor, el tema de la piratería es un arma de doble filo, “por una parte logras que tu contenido tenga más alcance, pero no recibes todos lo beneficios económicos de ello”, explica Deira. Además de mencionar que siempre han existido personas que bajan su contenido y lo suben a plataformas gratuitas. Para ello cuenta con un equipo legal, que se encarga de gestionar el tema de derechos de autor de la producción y normalmente en dos o tres días consiguen eliminar sus videos de otros sitios.

La industria del porno llegó para quedarse, cotizando incluso cifras más grandes que las que Hollywood ha llegado a alcanzar, sitios como pornhub tienen más de 81 millones de visitas diarias y 24 mil descargas por día. Fernando se asume orgulloso y contento del trabajo que hace.

Ivette Solórzano

Ivette Solórzano

Periodista, comunicóloga y viajera al puro estilo tapatío. Experiencia en radio, prensa escrita y comunicación estratégica.Forma parte del equipo de 44Lab.
Ivette Solórzano

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here