la literatura no tiene fronteras
Fotografía: Guadalupe Martínez
Zapopan, Jalisco.

La idea de que la escritura no tiene fronteras es parte de lo que expuso el escritor mexicano, David Toscana durante la mesa de diálogo “Las fronteras invisibles de  nuestras literaturas” durante la III Bienal Mario Vargas Llosa.

“Vemos que hasta cierto punto no la hay ,porque los libros transitan, hay palabras que corrompen como el mercado, ventas, o la palabra editar en algún país pero en general los libros transitan, aquí estamos escritores de España y de Latinoamérica y en buena medida nos hemos leído todos”, señaló.

Indicó que no existe una frontera que los libros no puedan derrumbar, reflexionó en que la frontera que podría llegar a tenerse es entre el estante donde se encuentra el libro y el lector.

“El libro tiene la frontera del lector, un libro que está sentado en un estante está ante una frontera que no puede traspasar a menos que llegue un lector, lo tomé y lo lea, ahí es donde está en la frontera. En la medida que haya más lectores estas fronteras se van a poder derrumbar”, expresó.

Asimismo, planteó que en la construcción de la novela, la frontera o el límite es el tiempo.

Por su parte, Mónica Lavín manifestó que para los niños las fronteras son invisibles hasta que conocen el término y lo que significa. Recordó que cuando era pequeña su acercamiento con los libros cruzaba fronteras, lo que le permitió entender que la frontera es algo móvil e incluso hermanador en algunos momentos.

“Para mí las fronteras eran invisibles y eso lo hacían posible los libros. Los libros siempre invisibilizan las fronteras o las censura de los libros invisibilizan las fronteras autoritarias o dogmáticas, pero resulta que no solo hacían invisible la frontera porque una de mis primeras lecturas Robinson Crusoe en mi cama de niña, con hepatitis a los nueve años, hizo que no hubiera una frontera entre esa niña que era yo con esa isla y con el náufrago aquel que necesitaba sobrevivir a su manera y necesitaba encontrar a un amigo, a mí me pasaba lo mismo como lectora y ahí sentí que entre libro y la lectora que yo era no había frontera alguna”, recordó.

El escritor venezolano, Rodrigo Blanco defendió la idea de que la palabra frontera no tendría por qué tener una connotación negativa, argumentó que el acto de nacer, implica una separación de un todo, para cruzar esa frontera que nos marca para toda la vida.

Éste manifestó que incluso las fronteras llegan a unir.

Guadalupe Martínez

Guadalupe Martínez

Reportera de política. Egresada de la Licenciatura en Periodismo por la Universidad de Guadalajara, Campus Ocotlán 2008-2012. En los últimos 5 años ha trabajado y colaborado para medios radiofónicos, impresos y digitales como MVS Radio en Jalisco, La Jornada, Agencia de Noticias Quadratín Jalisco, Zona3Noticias y Mural.
Ahora forma parte de la Unidad de Investigación 44Lab.
Guadalupe Martínez